como crear presupuesto personal
Finanzas Personales

¿Cómo crear un presupuesto personal efectivo?

Crear un presupuesto personal efectivo es una herramienta fundamental para mantener tus finanzas en orden y alcanzar tus metas financieras. En este proceso, una de las tareas clave es convertir soles a dólares si manejas diferentes monedas en tus transacciones financieras. 

Esto puede ser especialmente relevante en un mundo cada vez más globalizado, donde las personas a menudo lidian con gastos e ingresos en distintas divisas. Además, un presupuesto personal es como un mapa que te guiará en tu viaje financiero. De hecho, te permite visualizar de manera clara adónde va tu dinero cada mes.

La clave está en descubrir un método para administrar tus finanzas que se ajuste a tus preferencias y necesidades. En este contexto, a continuación, te guiaremos en la creación de un presupuesto personal eficiente. Continúa leyendo para conocer los pasos que te ayudarán en este proceso.

Paso 1: Calcula tus ingresos netos

La base de un presupuesto eficaz son los ingresos netos. Se trata de tu sueldo neto, es decir, el salario total menos las retenciones, descuentos y obligaciones autorizadas por ley.  Centrarse en el salario total en lugar de en los ingresos netos puede llevarte a gastar más de la cuenta, porque pensarás que dispones de más dinero del que realmente tienes. 

Por otro lado, si eres un trabajador autónomo, trabajas por días o como contratista, asegúrate de llevar un registro detallado de tus contratos y salarios para poder gestionar mejor los ingresos irregulares.

Paso 2: Controla tus gastos

controlar gastos presupuesto personal

Una vez que sepas cuánto dinero recibes, el siguiente paso es averiguar a dónde lo destinarás. Controlar y clasificar tus gastos puede ayudarte a determinar en qué gastas más dinero y cómo hacer para ahorrar dinero.

Empieza por enumerar tus gastos fijos. Se trata de las facturas mensuales habituales, como el alquiler o la hipoteca, los servicios públicos y los pagos del auto. A continuación, enumera los gastos variables, es decir, los que pueden variar de un mes a otro, como la comida, la gasolina y el ocio. 

Un buen punto de partida, por ejemplo, para llevar un registro de tus gastos son los resúmenes bancarios y de tarjetas de crédito, ya que suelen detallar y clasificar los gastos mensuales. También puedes optar por los recursos que tengas a tu disposición, como aplicaciones o incluso hojas de cálculo y plantillas de presupuestos.

Te puede interesar: ¿Cómo empezar a invertir tus ahorros en dólares?: Guía paso a paso

Paso 3: Establece objetivos reales

Antes de empezar a examinar la información que has recopilado, haz una lista de tus objetivos financieros a corto y largo plazo. Los objetivos a corto plazo deben alcanzarse en un plazo de entre uno y tres años, y pueden incluir la creación de un fondo de emergencia o el pago de la deuda de la tarjeta de crédito.

En cambio, los objetivos a largo plazo, como la jubilación o la educación de los hijos, pueden demorar años en cumplirse, pero identificarlos te motivará a seguir tu presupuesto. Por ejemplo, recortar gastos puede ser más sencillo si sabes que estás ahorrando para unas vacaciones.

Paso 4: Elabora un plan 

Aquí es donde todo se unifica: lo que realmente gastas versus lo que deseas gastar. Utiliza los gastos fijos y variables que has recopilado para tener una idea de tus gastos futuros. Luego, compáralos con tus ingresos netos y tus prioridades, estableciendo límites para cada categoría de gastos.

Puedes incluso desglosar tus gastos en necesidades y deseos. Por ejemplo, la gasolina para ir al trabajo es una necesidad, mientras que una suscripción mensual de música es un deseo. Esta distinción es crucial cuando buscas formas de redirigir tus recursos hacia tus metas financieras.

Paso 5: Ajusta tus gastos para no salirte del presupuesto

ajustar gastos presupuesto personal

Ahora que tienes tus ingresos y gastos documentados, ajusta tu presupuesto para ahorrar dinero. Comienza recortando los “deseos”. ¿Puedes evitar el cine y ver una película en casa? Luego, examina tus gastos fijos, a veces una “necesidad” resulta ser solo un “difícil de dejar”.

Si aún no logras equilibrar tus números, considera la posibilidad de ajustar tus gastos fijos. Por ejemplo, ¿puedes ahorrar al buscar mejores precios en el seguro del vehículo o de la vivienda? Estas decisiones involucran compromisos significativos, así que evalúa cuidadosamente tus opciones.

Recuerda que incluso un modesto ahorro puede representar una suma significativa con el tiempo. Te sorprenderá cuánto dinero extra puedes acumular realizando pequeños ajustes de manera constante.

Te puede interesar: ¿Qué es la inversión extranjera directa?

Paso 6: Revisa tu presupuesto con regularidad

Una vez que hayas establecido tu presupuesto, resulta fundamental mantener un seguimiento constante de tus gastos para asegurarte de que permanezcas dentro de los límites establecidos. 

Asimismo, es importante recordar que pocos elementos de tu presupuesto son estáticos: tu salario podría aumentar, tus gastos podrían cambiar, o podrías alcanzar una meta y desear establecer una nueva.

En resumen, es esencial adquirir el hábito de revisar regularmente tu presupuesto, siguiendo los pasos mencionados, para asegurarte de que se ajuste de manera precisa a tu situación financiera actual, sin importar las circunstancias que puedan surgir.

Ahora que ya sabes cómo crear un presupuesto personal, estás en un mejor camino para tomar el control de tus finanzas y alcanzar tus metas. No olvides que la planificación financiera y la disciplina son las claves para lograr un equilibrio entre tus ingresos y gastos. ¡Adelante, comienza tu viaje hacia la prosperidad financiera!

¡Elige la mejor ruta para tu dinero! Chapacambio te ofrece un camino lleno de oportunidades, llevando tus finanzas al siguiente nivel. Cambia con nosotros y contáctanos aquí