factoring definicion
Finanzas Personales, Inversiones

¿Cómo funciona el factoring?

La conversión soles a dólares se convierte en un aspecto clave al explorar el funcionamiento del factoring, una estrategia financiera que ha ganado relevancia en el mundo empresarial. 

En esencia, el factoring implica la venta de cuentas por cobrar a una entidad financiera especializada, conocida como factor. Esta transacción permite a las empresas obtener de manera inmediata el valor de sus facturas pendientes, ofreciéndoles la liquidez necesaria para sus operaciones. 

Sin embargo, muchos suelen preguntarse: ¿cómo funciona el factoring? Aunque el proceso es bastante simple, todavía hay algunos que requieren una breve explicación. Sigue leyendo para conocer esta herramienta clave.

¿Qué es el factoring?

El factoring posibilita que una empresa acceda a capital de manera inmediata, tomando como respaldo los ingresos futuros asociados a montos pendientes en cuentas por cobrar o facturas comerciales. 

Las cuentas por cobrar reflejan los montos que los clientes adeudan a la empresa por las ventas realizadas a crédito. Desde una perspectiva contable, estas cuentas se registran en el balance como activos corrientes, dado que generalmente se espera su cobro en un plazo inferior a un año.

En ocasiones, las empresas pueden sufrir déficits de liquidez cuando sus deudas o facturas a corto plazo superan los ingresos generados por las ventas. 

Por ejemplo, si la empresa efectúa una parte importante de sus ventas a través de cuentas por cobrar, es posible que ese dinero recaudado no se pague a tiempo para que la empresa pueda hacer frente a sus deudas a corto plazo. 

Por ello, muchas de ellas pueden vender sus cuentas por cobrar a un proveedor financiero (llamado factor) y recibir dinero en efectivo.

Te puede interesar: ¿Es mejor ahorrar en soles o dólares? Descubre cuál te conviene más

Ventajas del factoring

proceso factoring

La empresa que cede sus derechos de cobro experimenta un ingreso inmediato de efectivo, lo cual puede respaldar sus operaciones comerciales o fortalecer su capital circulante. En este sentido, el capital circulante es esencial para las empresas, ya que representa la discrepancia entre las entradas de efectivo y facturas a corto plazo.

De igual manera, la venta total o parcial de cuentas por cobrar a una empresa de factoring puede prevenir que esta incumpla los pagos de su préstamo con un acreedor, como un banco.

A pesar de que el factoring constituye una forma de financiamiento relativamente costosa, puede mejorar el flujo de efectivo de una empresa. Y es que las empresas de factoring desempeñan un papel fundamental para aquellas que operan en sectores, donde la conversión de cuentas por cobrar a efectivo lleva mucho tiempo. 

Asimismo, son de gran utilidad para aquellas que experimentan un rápido crecimiento y requieren efectivo para capitalizar nuevas oportunidades de negocio. Por otra parte, también obtienen beneficios, ya que adquieren derechos de cobro o activos no cobrados a un costo reducido a cambio de proporcionar anticipadamente efectivo.

El proceso del factoring

Paso 1: Elegir una empresa de factoring

El primer paso para comenzar el factoring de facturas es elegir una empresa de factoring creíble. Hay muchas para elegir, pero debes asegurarte de seleccionar una que sea adecuada para las necesidades de tu negocio. 

Y al momento de elegir, es importante consultar diferentes aspectos clave como:

  • ¿Cuánto tiempo lleva funcionando la empresa de factoring?
  • ¿Se trata de factoraje con o sin recurso?
  • ¿Con qué sectores han trabajado?
  • ¿Cuál es la duración del contrato?
  • ¿Cuál es la cantidad mínima y máxima de facturas que puede facturar al mes?
  • ¿Hay comisiones ocultas?
  • ¿Ofrecen apoyo administrativo, como gestión de cuentas por cobrar y cobros?

Paso 2: Solicitar y realizar diligencia debida

El siguiente paso es rellenar y presentar la solicitud de financiación. Cada factor tiene su propio proceso de solicitud, aunque todos son similares. Las empresas de factoring necesitan la solicitud para evaluar la operación y determinar si es adecuada para ambas partes. Durante esta diligencia debida, los factores evalúan si:

  • Los clientes tienen buen crédito
  • Las facturas están libres de gravámenes
  • Las empresas no tiene problemas importantes

La diligencia debida suele ser rápida, y a menudo se puede obtener una propuesta el mismo día en que se presenta la solicitud.

Te puede interesar: La vital importancia de un fondo de emergencia: Guía para su creación

Paso 3: Proponer y contratar

La empresa de factoring te enviará una propuesta cuando termine de revisar la operación. La mayoría de las propuestas contienen tres datos clave:

  • Tipo de anticipo (primer plazo)
  • Tipo de factoring
  • Duración del plazo

Una vez firmada la propuesta, la empresa de factoring realizará las diligencias finales y te enviará el contrato. Una vez que lo firmes, tu cuenta estará lista para la primera financiación.

Paso 4: Financiar las facturas

Cada empresa de factoring tiene su propio proceso de presentación, aunque todos son similares. Por lo general, deberás cargar las facturas que deseas financiar a través de un portal en línea o enviarlas por correo electrónico.

Una vez que el factor recibe y verifica las facturas, realiza el primer desembolso (anticipo) en tu cuenta bancaria. Finalmente, repite este procedimiento cada vez que desees financiar nuevas facturas.

Paso 5: Liquidar las transacciones

Las empresas de factoring liquidan cada operación cuando sus clientes pagan las facturas. Una vez pagadas, el factor te remite el 20% restante (menos la comisión), en concepto de segundo plazo. Este depósito liquida la transacción.

¿Es el factoring una buena inversión?

factoring inversion

Determinar si el “factoring” es una buena inversión para una empresa dependerá de muchos factores, sobre todo de los específicos de la empresa, como el tipo de negocio y su situación financiera. 

En general, el factoring es una buena opción de inversión para una empresa, ya que aumenta la liquidez, incrementa la competitividad, mejora el flujo de caja, es eficiente, elimina la necesidad de un buen crédito y reduce la dependencia de la deuda tradicional.

Ahora que ya sabes qué es el factoraje financiero y cómo funciona, puedes tomar decisiones informadas sobre si esta opción es adecuada para las necesidades financieras de tu empresa. Recuerda evaluar cuidadosamente tus necesidades financieras a corto y largo plazo antes de decidirte por esta opción.

¡Elige la mejor ruta para tu dinero! Chapacambio te ofrece un camino lleno de oportunidades, llevando tus finanzas al siguiente nivel. Cambia con nosotros y contáctanos aquí